Disfrutar de la jubilación Featured

Written by 
Published in Sicología

La etapa de la jubilación es muy deseada por las personas que ya tienen su camino recorrido por años en su espacio laboral. Se sienten cansados, algunos frustrados, sin energías, sienten que ya cumplieron con sus responsabilidades y que es momento de disfrutar del tiempo libre, de sus ahorros, de cambiar la rutina, de dejar pasar, entre otras actividades que son esperadas con gran emoción, muchas veces no solo por ellos, sino por sus familias, hijos o nietos.

Afrontar esta etapa es otro de los retos existenciales al que se ve sometido el ser humano, ya que para muchos es deseada, pero para otros es temida y genera frustraciones porque pasarán más tiempo libre, tendrán más espacio para encontrarse con sí mismos, para ver hacia atrás y tomar conciencia de lo positivo y negativo que hizo en la vida, si culminó proyectos, si se siente o no satisfecho.

Debemos ver la jubilación como un cambio en el tipo de actividades por realizar, en la frecuencia de estas y en la organización de los posibles proyectos a futuro, del disfrute de lo que incluso no se había podido hacer en el pasado, seguir activos, alegres, con creatividad para innovar, y no como un sufrimiento ni como algo difícil porque estaban acostumbrados a vivir únicamente para el trabajo.

Es importante que antes de que llegue propiamente la etapa de cierre laboral, nos vayamos preparando para ir generando esa desconexión progresiva alternándola con otras actividades y analizar qué queremos cambiar o conservar en las amistades, las relaciones familiares, las finanzas, el tiempo de ocio y la vida en el hogar.

Algunos ejemplos de cosas que podemos hacer para mantener ese tiempo de adaptación y del futuro como persona jubilada pueden ser:

  1. Ayudar en los quehaceres domésticos. Al inicio puede ser aburrido, pero a medida que se ejecuten se vuelven rutinarios y parte básica de lo que nos mantiene ocupados.
  2. Hacer lista de pasatiempos, priorizarlos y llevarlos a cabo. Por ejemplo, existen personas que les gusta leer, dibujar, bailar, tocar instrumentos musicales, cocinar, hacer deportes, entre muchos más y el inscribirse en cursos de este tipo pueden generar satisfacción por estar aprendiendo y realizándose en otra área de la vida.
  3. Impartir algún curso a otros de los conocimientos que ha adquirido en la vida suele ser útil y mantiene ocupada a la persona, se aprende doble, por ejemplo, dar seminarios, pequeños cursos académicos en la casa, brindar servicios esporádicos a empresas, entre otros es muy provechoso, por lo menos una o dos veces a la semana, por periodos cortos.
  4. Leer todos los días unas dos horas, no solo para desarrollar el hábito, también ampliará los horizontes y más bases para dar criterios de temas que se toquen en cualquier espacio que comparta a nivel social y familiar. Algunos tienen gusto, habilidad y pasión por escribir; esta es otra buena oportunidad.
  5. Si se tiene la oportunidad y el recurso tratar de viajar dentro y fuera del país. Conocer otras culturas, apreciar la belleza de la naturaleza, disfrutar las comidas.
  6. Participar en las actividades sociales y familiares disfrutando del tiempo libre y de la compañía.

 

Es mucho lo que se puede hacer y gozar en esta y cualquier etapa de la vida, solo debemos vivirla con calma, poniendo límites, sin preocupaciones, no sobrepasando las expectativas, teniendo tiempo para el descanso y el ocio. Téngalo en cuenta, viva con felicidad cada minuto, ya es momento de recoger los frutos de todo lo que se sembró en la etapa laboral y de crecimiento en todas las áreas.

Read 714 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« September 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30