Saber esperar… Featured

Written by 
Published in Sicología

Cuando en la vida tenemos que esperar para tener lo que se quiere, la paciencia tiende a desaparecer, pues resulta difícil aprender y desarrollar cualidades indispensables para ver cómo se cumplen las metas trazadas en un tiempo particular. El futuro no siempre está en nuestras manos y el tiempo puede ponernos a prueba cuando menos lo pensamos; sin embargo, hay que intentar ser perseverantes, positivos y, principalmente, tener claridad de lo que queremos alcanzar.

 

En el diario vivir nos enfrentamos a diferentes formas de espera. Por ejemplo, tenemos las más sencillas como el tener que esperar que llegue el autobús o que pase el tiempo para una cita. También está la espera cuando pasan meses y añoramos la llegada de un hijo o de un nuevo puesto laboral, o bien las que requieren de más tolerancia y dedicación como lo es ver realizado un sueño que por mucho tiempo se ha esperado.

 

Sin temor a equivocarme, todos sin excepción hemos tenido que esperar algo, por más sencillo que sea, la pregunta que surge sería: ¿De qué manera hemos afrontado este tiempo de espera? Algunos de nosotros somos un poco intensos, desesperados, inseguros, y dejamos de lado las posibilidades de la vida que pueden ser muy gratificantes por estar esperando que lo anhelado llegue. Es importante que aprendamos a esperar con calma, con energía para seguir adelante y hacer otras cosas indispensables en el diario vivir, convertir ese tiempo en algo útil, próspero y enriquecedor.

 

A pesar de las circunstancias, intente hacer su mayor esfuerzo para lograr lo que quiere, existen muchas maneras de llegar al objetivo; por eso debemos analizar todas las posibilidades y probar varias siendo transparente, productivo, organizado, paciente, luchando con las habilidades que se tienen, siendo realista y aceptando que aunque se quiera no siempre es lo que se necesita.

 

Parte de las opciones de salir adelante y ver la espera como un aliado y no como una carga que llega a generar desesperación, es dedicar tiempo a uno mismo, a la salud tanto física como emocional y espiritual. Por ello, se recomienda hacer un poco de ejercicio físico, aplicar técnicas de relajación, compartir con los seres queridos, hacer actividades recreativas; otras veces podemos dedicar tiempo al descanso para recargar baterías, buscar guía y ayuda espiritual, y liberar cargas conversando con personas de confianza que puedan darnos consejos particulares, entre otros.

 

No podemos dejar de lado un punto importante, a pesar de los sueños que tengamos, algunos ya realizados y otros en proceso, o posiblemente sin culminar porque no son para nosotros, debemos ser agradecidos con lo que ya tenemos, que se tiene porque ha existido perseverancia y paciencia, y puede que hayan aparecido en nuestras vidas mediante procesos similares a los que estamos viviendo en el presente; así que agradece y entiende que todo llega a su tiempo, después de haber madurado y entendido. Nada llega antes ni después, todo será recompensado en el tiempo y lugar que esté para nosotros, según nuestra paciencia y entrega.

 

Recuerda que la felicidad y el sentirse realizado va más allá de tener objetos materiales, fama o prestigio; la dicha de una persona tiene que ver con la actitud que tengamos ante la vida, la satisfacción que encontremos en los pequeños detalles, en la familia, los amigos, la realización profesional o laboral y otros, que deben ir de la mano de la fe y la esperanza.

 

Tenga presente que nunca sabremos qué nos trae el futuro, a la vuelta de la esquina podemos toparnos con señales que nos acercarán más a las metas, o por el contrario serán las piedras de tropiezo, que depende de mí si las brinco o caigo sobre ellas.

 

* Licda. Carolina Blanco Vargas

 

 

carolina blanco

 

 

Read 11 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« December 2017 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31