¡Por fin se hizo el milagro! Featured

Written by 
Published in Lo último

El agua potable al final del Rodeo, por la que los vecinos esperaron durante décadas, ahora es una realidad.

 

Los vecinos del Rodeo, del sector conocido como el de la última parada, todavía no se la creen y en ocasiones se pellizcan para percatarse de si es la realidad, o están soñando. Y es que durante muchos años ellos escucharon a funcionarios de Acueductos y Alcantarillados (AyA) decirles que era imposible llevar hasta ahí el agua potable; técnicamente, imposible... que debían esperar por un proyecto hasta el 2020; pero tras diversas situaciones que se dieron hace solo unas semanas, en un 2 x 3 el milagro se hizo.

 

La única agua que conocían estos vecinos era la que les daba, para ayudarles, la Sociedad de Usuarios de Agua de Chocó, que tienen una concesión que les dio el Minaet hace más de 20 años para abastecer del líquido a fincas ganaderas y agrícolas de la zona. Dicha agua no es para el consumo humano, pero a muchos les salvaba la tanda en la limpieza del hogar, sanitarios, lavado de ropa, etc. Incluso se dice que algunos la hervían y la tomaban.

¿Cómo, en forma inesperada, cambió esta situación? Para encontrar la respuesta entrevistamos a Carlos López, director de las zonas 2 y 4 de la GAM y quien tiene pocos meses de haber asumido ese puesto.

 

Don Carlos, durante más de una década funcionarios de AyA dijeron que era materialmente imposible llevar agua potable a esta zona, hasta que no se realizara un proyecto que está planificado para el 2020. ¿Cómo entonces de la noche a la mañana sí se pudo?

Lo primero que debe tomarse en cuenta es que la situación del Rodeo, de la última parada hacia el norte, sigue siendo esencialmente la misma, en cuanto a que la solución no fue integral y técnicamente no lleva todas las características de un acueducto como los que opera el AyA en forma normal. La solución que se les dio fue de emergencia y ya que ahora que entró el invierno hay suficiente agua. Lo que hicimos fue extender un sistema, el de las nacientes de Chiverrales, para abastecer a una comunidad que estaba necesitando ese líquido.

En el proyecto del que usted habla ya están los planos finales, hay una unidad ejecutora trabajando en eso y entiendo que este año lo sacan a licitación y se espera que podría estar listo para finales del 2019.

 

¿Y qué marca la diferencia entre una situación y otra?

El nuevo sistema que viene tendrá una estación de rebombeo, un tanque de almacenamiento, hay líneas de conducción y distribución y eso viene a ser una mejora para la comunidad en un futuro muy cercano.

Hay que entender también que hay otra situación ligada a la de los vecinos del Rodeo. La fuente principal de agua donde se abastece otra comunidad con la planta de San Jerónimo, está ligada con el agua que toma la SUA (Sociedad de Usuarios de Agua), en Chocó. En verano la SUA estaba tomando más agua de lo que tenía en concesión, entonces dejaba a la planta de San Jerónimo sin agua, lo que significaba racionamientos en ese sitio y lugares circunvecinos.

Al presentarse un recurso de amparo que recientemente les llegó a los funcionarios del Minaet, los obligó a tomar decisiones sobre la concesión que tiene y debe respetar la SUA. Entonces nos vimos obligados en aspectos circunstanciales; uno resolver el problema de la planta potabilizadora de San Jerónimo. Si el Minaet obliga a la SUA a tomar solo el caudal de agua que les corresponde, entonces sí llegaría el agua a la planta de San Jerónimo.

Es una situación de compartir recursos. Se está haciendo las cosas con transparencia, los vecinos del Rodeo saben que es un proyecto de emergencia y ellos mismos han invertido recursos para instalar tuberías nuevas.

 

Disculpe, pero me sigue quedando la duda de que si bien es una medida de emergencia y provisional, ¿qué impedía que no se hubiese hecho esa misma medida, antes de la llegada suya?

Es muy probable que la medida de tomar acciones por parte del Minaet, de controlar mejor el uso del agua de parte de la SUA de Chocó, haya influido en todo esto y nosotros estamos realizando una intervención muy cercana con ellos, apoyándolos.

 

Nos cuentan los vecinos que a los días que se dio la solución se empezó a ir el agua, y luego regresó pero cuando llueve mucho les sale sucia.

En relación con esa queja, se les manifestó que AyA es un conglomerado de sistemas que se unen en cadenas y diferentes formas para apoyarse mutuamente. Nosotros tomamos agua de diferentes fuentes y las mezclamos en diferentes tanques y la vamos distribuyendo hacia las comunidades. Cuando nos falla un sistema, como por ejemplo el de Orosi, entonces tomamos aguas de unas plantas de tratamiento para llevar el agua a los lugares afectados. Si la planta de tratamiento es la que sale de operación, con el agua que tenemos en un tanque y que viene de Orosi, apoyamos esos sectores, pero eso significa que tenemos que compartir entre todos las cosas positivas y las negativas.

Ahora esta gente en el Rodeo pertenece a un grupo de sistemas, ya no están aislados, mientras se les atienda por medio de este sistema de emergencia. Ahora disfrutan de un sistema de Chiverrales que antes no disfrutaban, pero si Chiverrales necesita apoyar otro sector, por una situación especial, podrían tener una merma en la cantidad de agua y la presión que van a tener en el sistema.

Hubo unos vecinos que se vieron afectados por un problema en una válvula que estaba vieja y deteriorada; se cambió y se restablecieron las condiciones de operación normales.

Con lo del agua sucia, un deslizamiento afectó una de las tomas de Chiverrales. Eso provocó que entrara un poco de turbiedad en la tubería, pero se verificó cuál era el problema y la mejor opción fue sacar de operación esa naciente; pero como estamos en invierno las otras nacientes están aportando un caudal adecuado.

 

¿Hay certeza de que de ahora en adelante los vecinos de la zona, al menos no van a volver a la situación inicial de no tener acceso al agua potable?

El AyA estamos asumiendo con responsabilidad la administración del sistema. Si antes no lo pudo hacer, no fue que no se quiso, sino que no se pudo hacer responsablemente.

Hay mucha gente en nuestro país que tiene este problema de acceso al agua. Hay proyectos que vienen, uno es el de un tanque de almacenamiento, ya salió la licitación para un tanque de 500 metros cúbicos, que se construirá por la nueva escuela y colegio de la Zona Alta.

El Rodeo se va a seguir beneficiando de ahora en adelante. Es un proceso que ya inició y no va a dar marcha atrás.

 

RODEO TRABAJOS

Muchos vecinos de la zona colaboraron colocando la nueva red que se le entregó al AyA.

 

 RODEO GRETTEL V ARGAS

Grettel Vargas, vecina del Rodeo, quien se las ingenió durante 10 años para llevar el agua a su casa y fue parte del grupo de vecinos que lucharon por el agua potable, ahora ve realizado su sueño.

 

 RODEO AGUA POTABLE

Con tubería que compraron los mismos vecinos AyA logró llevarle agua potable al sector del Rodeo, después de varias décadas de espera.

 

CARLOS LOPEZ AYA

Carlos López, funcionario de AyA, asegura que pese a ser una solución provisional, los vecinos de esta zona del Rodeo pueden estar seguros de que ya no dejarán de recibir agua potable.

 

 

Vecinos felices pero atentos

Mucha felicidad provocó en la zona de la última parada de buses del Rodeo, el recibir por fin agua potable; no obstante, dicen mantenerse atentos para mantener este logro.

“A nosotros nos conectaron el agua el 12 de mayo, pero no duramos con el agua ni una semana, porque el 18 que fue viernes se nos fue, al parecer por unas conexiones que hizo AyA por esos días” explicó Grettel Vargas, vecina de la zona y una de las que a lo largo de los años realizó múltiples gestiones ante AyA, Defensoría de los Habitantes y otros, procurando que les arreglaran el problema.

Vargas, quien al momento de la entrevista dijo que la situación ya se había normalizado, explicó que se mantendrán atentos a cualquier situación y que incluso ella todavía no ha metido el agua potable directa a su casa, sino que sigue llenando los tanques que tiene mientras se normaliza la situación.

Si bien los vecinos saben que les dieron una solución provisional, esperan que si AyA tiene que tomar agua de un lado para otro, lo hagan equitativamente, y que a todos les llegue aunque sea un poco.

“Don Carlos sí nos dijo que tenemos que estar conscientes de que tal vez no íbamos a tener el servicio las 24 horas, pero lo que queremos es que durante esas 24 horas se garantice que uno pueda llenar los tanques y guardar el agua que requiere”.

 

Read 122 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« July 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31