Don Claudio vivió para contarla Featured

Written by 
Published in Lo último

Sobrevivió al terremoto en Patillos y a sus 100 años de edad aún puede charlar y recordar.

Si en aquel diciembre de 1952, don Claudio Rodríguez Blanco no hubiese estado sentado en una banquilla recogiendo unos huevos cerca del rancho donde vivía, porque estaba enfermo, y en su lugar hubiese estado trabajando, usted no estaría leyendo esta historia. Eran las seis de la mañana, la tierra empezó a menearse, sobrevino el desastre, terremoto en Patillos, murieron 21 personas, pero entre los sobrevivientes estaba este hombre, que acaba de cumplir sus 100 años de edad, y que nos relata su vida.

Rodríguez, quien hoy en día vive en Cascajal, rodeado por el amor de sus familiares, guarda aún en su memoria muchas escenas de ese momento tan difícil en Patillos, pero también de otras etapas de su vida, que tras un centenar de años le ha permitido vivir dos escenarios diferentes: aquel apacible mundo de campo, de siembras y lecherías, cuando el tiempo parecía transcurrir más despacio, y el de ahora, el de la era tecnológica, que de la mano de Internet nos lleva con paso acelerado.

 

Coronadeño de cepa

Don Claudio, hijo de Liduvina Blanco e Inocente Rodríguez, nació en San Isidro, por el sector del llamado Trapiche. Por ahí, su abuelo Mercedes Rodríguez tenía una finca; cafetales donde aquel niño empezó a conocer el trabajo de campo, que sería su oficio durante la mayor parte de su vida.

“Mis dos abuelos tenían cafetal y ahí uno trabajaba. Durante mi vida laboré como peón de lechería y en agricultura. No tenía tiempo para nada porque en aquel entonces el trabajo era una esclavitud, hasta que Calderón Guardia puso esa salvación para nosotros (las garantías sociales), uno pasaba días, meses, años y ningún patrón le decía a uno que mañana no viniera, no había días libres”.

El Coronado de aquel entonces, nos dice don Claudio, era de carreteras de tierra y algunas medio lastreadas. Recuerda que solía acompañar a su padre a San José, a caballo, en una época en la que lo que se conoce ahora como la Coca Cola, era tan solo un charral con palos, donde la gente que iba a la capital, hacía sus necesidades.

Entre sus recuerdos destaca el de la construcción del templo católico de nuestro cantón, pues él tuvo una activa participación transportando materiales desde San José. “Me iba con los bueyes a traer el cemento, que en ese entonces venía en barriles; le echaba cuatro estañones a la carreta; me acuerdo que durábamos 12 horas en ir y venir”.

Cuando las estructuras de metal de la iglesia llegaron en barco a Puntarenas y desde ahí fueron traídas en tren hasta San José, uno de sus abuelos le construyó un carretón más largo, que él utilizó para colaborar con el traslado desde Plaza Víquez hasta Coronado.

“Fue una época muy linda, de mucho trabajo por alcanzar la meta que el pueblo se había propuesto de construir ese bello templo. La gente cooperaba mucho; las señoras se iban a cocinarles a los peones para que fueran a trabajar, había muchos jalando arena, en ese tiempo yo era descalzo, los pies y las manos se me rompieron de estar jalando baldes de cemento”. También recuerda que hubo que hacer un hueco muy hondo y rellenarlo a puro cemento, para colocar el primer poste para la torre porque eran horcones grandísimos.

 

Patillos

Volviendo al momento de la tragedia en Patillos, don Claudio nos cuenta que muchos amigos y conocidos suyos murieron ahí.

“Yo estaba sentado en una banca aparte de la cabaña cuando empezó todo a menearse. Otros que todavía estaban en el ranchillo salieron corriendo y apenas escaparon porque en momentos quedó enterrado; de pronto el río ya no era agua, sino una gran masa de barro que nos dejó aislados durante tres días, en que tuvimos que dormir en los potreros tras un aguacero que no paraba.

“Fueron momentos muy difíciles. A los tres días llegó la ayuda cuando una gente llevó un cable largo y por una quebradilla se arrimaron para tirarlo y nos lograron pasar por el barreal del río y nos salvaron a los seis que habíamos sobrevivido”.

En la lechería del que llamaban “El Conde”, nos dice don Claudio, murieron 17 “porque la hizo arrancada e igual las casas. Fue una experiencia muy fuerte, pero aquí estamos contando el cuento”.

 

Tranquilo

Don Claudio asegura que no se imaginaba llegar a los 100, pero que tampoco había pensado mucho en eso. “He ido pasando un año contra el otro y ahí va la cosa”. De las grandes diferencias entre el ayer y el hoy, destaca la alimentación, porque dice que antes los alimentos eran distintos. “Mis abuelos sembraban y eran agriculturas más sanas, sin químicos, no como ahora, todo en tarritos, eso es malísimo”. Dice que tomaba mucha leche y participaba de las comilonas que hacían sus tías; “en ese entonces un huevo era un huevo, otra cosa; la carne era mejor, los quesos los traíamos de Patillos y eran muy ricos y mi abuela hacía unas tortillas deliciosas; en realidad comíamos muy bien”.

Don Claudio se casó cuando tenía 40 años con doña Ángela Ibarra, que en aquel entonces sumaba 22 años. Él había engendrado ya tres hijos con una pareja anterior, y ella había quedado viuda a los 18 años de edad. De esta nueva unión nacieron 8 hijos, 21 nietos y 15 bisnietos, muchos de los cuales estuvieron el pasado 10 de marzo, fecha del natalicio de don Claudio, en un oficio religioso y una fiesta que le realizaron en su casa de habitación, en Cascajal.

A don Claudio ahora lo que le ocupa es disfrutar cada día que Dios le da después de completar los 100; dice estar tranquilo y agradecido, porque no son muchos los que disfrutan un siglo y que como él, viven para contarlo.

 

DON CLAUDIO 1

Cien años de historias tiene don Claudio Rodríguez, vecino de Cascajal que todavía conserva su buen humor.

 

DON CLAUDIO 2

El día de sus cumpleaños, junto a su esposa Ángela Ibarra y algunos de sus nietos.

 

DON CLAUDIO 3

Don Claudio y doña Ángela, posando con sus hijos.

Read 81 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« September 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30