“Ver a la gente reír es gratificante”

Written by 
Published in Lo último

Actor coronadeño, que participa en la obra Chingos o Nada, nos cuenta su experiencia.

Manrique Umaña Sibaja se encontró con el teatro por casualidad, pero hizo de este arte su forma de vida, una que no solo le permite disfrutar lo que hace sino también ver retribuido su esfuerzo en las reacciones y emociones que provoca su actuación en el público y, sobre todo, en el caso de las comedias, en las risas, que son los aplausos que estimulan el alma de un actor y le murmuran al oído un: “lo estás haciendo bien”. 

 

Umaña, de 26 años de edad y vecino de San Francisco de Coronado, nos cuenta que hace aproximadamente siete años iba saliendo de ver la obra Papichulo, en el Teatro Molière, cuando vio unos volantes que ofrecían clases de actuación, tomó uno y llamó después, y de esa forma se vinculó al teatro, aunque también ha realizado estudios en contabilidad y periodismo.

“Recibí clases de actuación con Rosibel Carvajal, conocida actriz nacional y una de las dueñas del teatro, y mi sorpresa fue que a los seis meses, cuando cursaba apenas el primer nivel, en un grupo como de 30 estudiantes, me eligieron para que trabajara como actor sustituto del personaje principal de la obra Papichulo, entonces cuando el actor principal no podía yo entraba en su lugar y en eso estuve como tres años”.

Tras aquella primera participación, Manrique siguió incursionando en el teatro, y cuando se terminó Papichulo, fue llamado a formar parte del elenco de la nueva temporada de la obra Chingos o Nada, que ya va para cuatro años (la primera temporada de esta obra arrancó en el año 2000, cuando se abrió el teatro Molière), y que es una versión libre de la película “Full Monty”.

La trama de esta obra trata sobre seis hombres que se quedan sin trabajo y deciden montar una presentación como maripepinos. Umaña personifica a Gustavo Víquez, uno de los más jóvenes del grupo y de los principales en impulsar a sus amigos a lanzarse a esta “descabellada” aventura para seis hombres aparentemente comunes y silvestres.

Umaña asegura que en el teatro nunca se deja de aprender y trabaja fuerte en mejorar la dicción, los movimientos de la obra, que dice son muy puntuales, aunque explica que en una misma obra todas las noches hay algo diferente que surge de ese rato mágico que público y actores comparten durante poco menos de dos horas.

Manrique, quien es casado y tiene un hijo, estudió en la escuela José Ana Marín y en el Liceo de Coronado y fue dirigente de la banda de ese colegio por aproximadamente cinco años.

“Para mí lo más gratificante es ver reír a la gente”, dice este joven que tiene personajes propios como el de Susan Jiménez (Susan Jota) que es un muchacho gay que se dedica a cortar pelo y hacer uñas; también dice que se ha presentado en peñas que han hecho en el teatro y en una presentación especial que una vez montaron en el colegio de Moravia, para un Día de los Enamorados.

Consultado sobre la posibilidad de crear grupos de teatro en Coronado, considera que sería algo muy bueno y favorable para la comunidad, y que se podría hacer con la ayuda de un ente como la Municipalidad. “Yo estaría disponible para algo así y en traer actores para que den clases y enseñen sobre actuación, porque tengo claro que en Coronado hay mucho talento para muchas cosas”.

Para Manrique, mucha gente no asiste al teatro porque lo desconoce, prefieren el cine, pero cuando tienen una oportunidad de ver una buena obra, descubren las grandes diferencias. “La actuación en vivo es toda una experiencia; todas las noches no son iguales, siempre pasa algo diferente; a veces hasta en plena escena a nosotros mismos nos da risa de las cosas que suceden” y que según este actor hacen que el teatro sea una experiencia para vivirla intensamente.

 

 

¿Chingos?

Esta obra es recomendada 100% como antídoto para liberar el estrés, y centrarse en las mil y una situaciones que viven estos hombres, diferentes entre sí, pero unidos por la necesidad, en la acongojante situación en la que se involucran, pues se lanzan a una aventura para la que no tienen los atributos físicos necesarios; el hilo conductor de la obra nos lleva hacia un final inesperado: ¿Lo logran? ¿Se destapan? ¿Llegan todos hasta el final? ¿Superan sus miedos y sus complejos? Eso solo lo podrá descubrir si toma la decisión de ir a reír por un buen rato.

 

ACTOR 1

Manrique Umaña, actor, coronadeño, afirma que le gustaría fomentar el gusto por el teatro y la actuación en Coronado.

 

ACTOR 3

Manrique dice sentirse realizado sobre el escenario.

 

ACTOR 2

Umaña actúa en la obra Chingos o Nada, que ya tiene casi cuatro años de su actual temporada y cuyo fin principal es hacer reír al público presente.

 

EL DATO

Chingos o nada

Esta obra, apta para mayores de 15 años de edad, se exhibe viernes, sábado y domingo a partir de las 8 p.m. en el Teatro Molière, ubicado en San José, 150 sur de la esquina noroeste del Parque de la Democracia. Puede apartar sus entradas al teléfono 2222- 5281.

Read 75 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« June 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30