Unos suben mientras otros se esfuman Featured

Written by 
Published in Lo último

PAC gana nuevamente el cantón, pero Restauración Nacional lo superó en dos distritos; Liberación sigue decayendo y el PUSC subiendo; el Republicano entra a la retaguardia; Frente Amplio se desplomó y PASE y Libertario en caída libre y peligro de extinción. 

Aunque aún falta la segunda ronda para elegir presidente, en Coronado, la primera dejó muchas situaciones claras que apuntan hacia una transformación del panorama político local, algo parecido a lo que está sucediendo en el país, donde nuevas fuerzas irrumpen y pareciesen estar dando una estocada mortal al bipartidismo, que reinó durante muchas décadas, pero ahora pareciese quedarse rezagado.

Estas elecciones han consolidado al Partido Acción Ciudadana (PAC) ya no como una fuerza pasajera, sino como una para tomar en cuenta de ahora en adelante; y el haber colocado a su candidato en la segunda ronda demuestra que lo de hace cuatro años, con Luis Guillermo Solís, no fue meramente emocional sino que tiene su contenido real en votos.

Otra sorpresa electoral es Restauración Nacional que demostró el poder real y creciente del movimiento evangélico, apoyado sin duda por algún sector del catolicismo nacional e impulsado por un fallo que cambió en pocas semanas la ruta del proceso electoral y sacó del juego a los más pintados.

Por último, mencionar el desplome de algunos partidos que pareciese tuvieron su oportunidad, su momento de gloria, tocaron techo y ahora se desinflan de una forma en que si no prenden sus luces de emergencia, sencillamente podrían desaparecer.

 

Coronado y los números

En Coronado, el comportamiento de los electores ratificó al PAC, como la primera fuerza al igual que en las elecciones del 2014, y pese a que esta vez, a nivel nacional, este partido fue segundo detrás de Restauración Nacional que le ganó por más de 65 mil votos. El gran perdedor fue el Partido Liberación Nacional (PLN) que por primera vez en su historia ocupó el tercer lugar en unas justas electorales y a nivel local estuvo de tercero y hasta de cuarto en los cinco distritos de nuestro cantón, en algunos de los cuales siempre se había mostrado dominante.

Según los datos obtenidos a falta de una mesa, el PAC obtuvo 10.495 votos, un 27,59% de los 38.297 que se emitieron en el cantón, aunque disminuyó en 5.499 votantes con respecto al 2014.

Por su parte, el Partido Restauración Nacional tuvo un crecimiento inusual pasando de 450 votantes en el 2014 a 9.207 en estas elecciones, un crecimiento de 8.757 votos, un salto sencillamente espectacular que todavía muchos analistas tratan de explicar en toda su dimensión y en el que reiteramos tuvo parte decisiva el pronunciamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en enero pasado, en favor del matrimonio igualitario que se dio pocas semanas antes de las elecciones, y que despertó al sector evangélico, al catolicismo conservador y otros sectores que vieron en eso una amenaza a los valores cristianos, a la familia y que se agudizó al vincularse con temas como el aborto y la educación sexual. Ese remolino se llevó en banda a un confiado Antonio Álvarez, quien reconoció que “no la vi venir”; a Juan Diego Castro y su discurso anticorrupción, que pasó a un segundo plano, y a Rodolfo Piza, cuyas aspiraciones también perdieron un poco de fuerza en los debates finales.

En Coronado, el Partido Liberación Nacional perdió más de 2.500 votos (8.559 vs 5.994) y en el caso de los distritos de San Isidro y Patalillo, fue incluso superado por el PUSC, además del PAC y Restauración. Incluso, en la votación para diputados, en la que a nivel nacional los verdiblancos salvaron el honor quedando con más que el resto de las fracciones y perdiendo solo uno en relación con los que tenían actualmente (18-17), en Coronado los verdiblancos solo ganaron en San Rafael.

Hay que hacer notar que aunque esta vez las diferentes fuerzas del liberacionismo local estuvieron aparentemente unidas en torno a su candidato, la pérdida de más de 2.500 votos en la elección presidencial y de 1.000 en la de diputados, sumado a sendos fracasos en las elecciones presidenciales del 2014 y para Alcalde en el 2016, pone de manifiesto que la dirigencia de este partido tendrá que trabajar mucho, y tal vez eso implicaría renovar mucho, si quiere recuperar la fuerza electoral que otrora tuvo en nuestro cantón.

Un aspecto favorable de los verdiblancos fue con respecto a la quiebra del voto, que se dio en el PAC (7.942 para diputados por los 10.495 en la elección para presidente) e igual en Restauración 7.622 – 9.207, mientras que en Liberación Nacional esta vez prácticamente no hubo quiebre de voto (5.594-5.990).

 

Cambios

Algunas de las situaciones electorales que vale la pena resaltar fue que esta vez el PAC no pudo hacer la mesa gallega en los cinco distritos coronadeños, como en las elecciones pasadas, sino que obtuvo dos de los de mayor concentración de votos, como lo son Patalillo y San Isidro además de San Rafael, pero Restauración Nacional los superó en Dulce Nombre y Cascajal.

Por otra parte, los votos que se les fueron a los partidos tradicionales también podrían estar algunos en las filas del Partido Integración Nacional, que postulaba a Juan Diego Castro, y que logró sumar 3.175 votos con los que se metió de quinto, mejor que el Republicano Socialcristiano (2.007), aunque no le alcanzó para superar al Partido Unidad Social Cristiano que fue cuarto con 5.533 votos.

Hay que notar que los socialcristianos vienen recuperando simpatizantes en nuestro cantón desde el 2010, cuando solo obtuvieron 1.088 votos, luego en el 2014, 1.519 y ahora 5.533, y pese a que en las elecciones para alcalde, en el 2016, fue el Republicano el que dominó en el cantón, quedó claro que a nivel de elecciones generales es otra historia. Para diputados, PUSC duplicó su votación del 2014 de 2.053 votos a 4.271 ahora, lo que podría ser una señal de que para las próximas elecciones de Alcalde y regidores, este partido podría entrar a competir con fuerza y tratar al menos de recuperar puestos en el Concejo Municipal de nuestro cantón, en el que actualmente no tienen ni un solo representante.

Entre los que vieron derrumbarse sus aspiraciones presidenciales y legislativas están los del Frente Amplio, terceros en las elecciones del 2014, que en aquel entonces, en nuestro cantón, habían pasado de 143 votos en el 2010 a 5.333 en el 2014, ahora cayeron de nuevo a 299 votos. Ni hablar que para la Asamblea Legislativa pasaron de tener 9 legisladores a uno en la que viene y de las 4.672 personas que votaron por ellos hace cuatro años en Coronado, solo quedaron 1.883.

El caso del Movimiento Libertario es todavía más dramático, pues tras 20 años perdió su presencia en la Asamblea Legislativa. Otto Guevara logró sumar en Coronado 5.578 votos para las elecciones presidenciales del 2010. Para el 2014 sus simpatizantes se habían reducido a 3.154 y de esos, para estas elecciones solo quedaron 412 y 835 votos para diputados, cuando hace cuatro años habían sumado 2.453. Este partido podría estar al filo de su desaparición, si no se renueva y levanta desde sus cenizas. Algo similar ocurre en el PASE, del no vidente Óscar López, que también se desliza por la tabla hacia el precipicio. En Coronado, en el 2010 votaron por ellos 732 personas, 168 en el 2014 y 123 este año, e incluso en la votación para diputados, perdieron más del 50% de los votos, pasando de 1.556 a 616.

Mención aparte merece el Partido Nueva Generación que realiza un trabajo hormiga para sumar adeptos, logrando 208 más (318-110) en esta elección, aunque para diputados, que es la clara aspiración de esta agrupación, no lograron aumentar los 751 votos del 2014 y más bien bajaron a 619.

 

 

Lo que viene

A diferencia de las elecciones del 2014, que si bien es cierto se fueron a segunda ronda, pero en circunstancias muy diferentes (recordemos que Johnny Araya sacó la banderita blanca antes de tiempo y dejó el camino libre al actual presidente Luis Guillermo Solís), ahora el panorama no es fácil de predecir.

¿Por quién se inclinará Coronado? La diferencia entre ambos partidos en esta primera ronda fue de solo 1.288 votos, pero la gran pregunta es ¿hacia cuál de los dos candidatos, Carlos o Fabricio Alvarado, se inclinarán los otros votantes?

Habrá que esperar el tono que asuma la campaña en la recta final y definitiva de este proceso electoral. Está por verse si el debate seguirá en torno al impacto religioso que provocó la resolución de la Corte, lo cual podría llevar esta elección de nuevo a los extremos, dejando flotando al centro los temas económicos como el déficit fiscal, el de la corrupción y otros referentes a la estabilidad social y económica del país. Ni qué hablar de las alianzas que se puedan dar aunque está claro que el sector más decisivo está entre los indecisos, que creció ahora con la suma de partidos ya no participantes y se mueve de un lado a otro, no siempre estrictamente motivado por temas políticos, sino en aquellos que aunque son llamados por muchos “subjetivos” calan fuerte en el ser costarricense, tanto como para haber llevado a Fabricio Alvarado y Restauración Nacional desde el sótano electoral, donde yacía en diciembre del 2017, al primer lugar de las elecciones con más de medio millón de votos, el pasado 4 de febrero.

Para el PAC, el reto ahora es convencer a los costarricenses de que su programa y equipo de gobierno, del que se esperaría algunos cambios radicales con el del actual presidente Solís, son más que la propuesta de su oponente.  

 

 

Resultados Coronado

Estadísticas del Tribunal Supremo de Elecciones, corte 13, 91 juntas procesadas a falta de solo 1.

En el padrón de Coronado había inscritos 53.496 votantes y se presentaron a las urnas 38.297 (72,40%). Votos válidos 38.042, nulos 255, abstención 15.199 (27,60%).

 

VOTACIONES CORO 1

Coronado tuvo una participación de un 72,40% de los 38.297 votantes inscritos, con una abstención del 27,60%, muy parecida al 26,11% del 2014, con un padrón de 49.673 votantes. La gráfica corresponde a la sede en la José Ana Marín.

 

VOTACIONES 10

Por disposición del Tribunal, esta vez los puestos de los partidos tuvieron que ser colocados en las afueras de los centros educativos, como se nota en el caso de la escuela José Ana Marín.

 

VOTACIONES 4

 

 

 

 

VOTACIONES 5

 

Adultos mayores dijeron presente

A sus 86 años de edad, don José Hernández Cordero (en la silla de ruedas), vecino de San Isidro, se presentó a votar en la Escuela José Ana Marín, como dice, lo ha hecho toda su vida desde que tuvo edad para votar.

También don Antonio Lizano (con el bastón) con casi un siglo de vida (98 años) acudió a la cita electoral. Lo acompañan su hija Mayela Lizano Cordero de 65 años y su yerno Carlos Alberto Blanco Solís de 74 años, y a la izquierda Nuria Piedra Gamboa de 70.

 

RECUADRO

Restauración ganó las infantiles

Con respecto a las votaciones infantiles que una vez más se realizaron en el Barrio San Martín, el ganador fue Fabricio Alvarado del Partido Restauración Nacional que sumó 65 votos seguido por Carlos Alvarado del PAC, con 60; Antonio Alvarez de Liberación 59, Rodolfo Piza de la Unidad Socialcristiana 50, Repúblicano Socialcristiano 24, PIN 22 y otros 20, para un total de 300 votos.

 

 

 VOTACIONES INFANTILES 2

 

 

VOTACIONES INFANTILES 3

Read 188 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« December 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31