Con la música en el alma Featured

Written by 
Published in Lo último

Joven coronadeño gana concurso de violín que lo ubica entre los cinco mejores de su generación. 

Tiene tan solo 14 años y ya puede decir que le ha dedicado 10 a la música. Se dice que tiene talento y sueña con ser un músico profesional para poder dedicarle todo su tiempo a este arte.

Mario Rojas Chaves es vecino de San Antonio de Coronado, y tiene una hermana, Mey Ling, quien también le sigue sus pasos por el camino musical, algo que aplauden sus padres, Mario Rojas y Marjorie Segura, y aún más, su maestro y mentor Mario Rodríguez.

Mario Gesù (Jesús en italiano) empezó en la música cuanto tenía cuatro años de edad, gracias a que su padre vio un anuncio del Instituto Nacional de la Música, mediante el cual anunciaban que se iba a realizar audiciones para reclutar niños y niñas e iniciarlos en el nivel Suzuki, una especie de semillero en dicho instituto.

Aunque don Mario afirma que tanto él como su esposa provienen de familias que prácticamente no tuvieron relación con la música, asegura que hace 20 años perteneció al coro sinfónico nacional, mismo que acompañaba a los músicos en algunas de sus obras. Eso fue lo más cerca que estuvo él, del ambiente en el que se movería su hijo, años después.

Como anécdota, Mario padre cuenta que cuando su hijo estaba en el vientre de su madre, le ponía música de Giuseppe Verdi y sentía que el niño se alborotaba dentro de su progenitora. Lo más curioso es que años después, según cuenta Mario padre, un día que su hijo jugaba con un carrito, él puso a sonar en el tocadiscos el disco de Verdi y “cuando sonó la canción Marito se detuvo y se quedó sentado en el sofá, cuando le preguntamos que le pasaba nos respondió que esa canción ya la había escuchado, en el cielo”.

Mario padre dice que al año de eso fue cuando se dieron las audiciones y considera que aquello fue como una señal de que su hijo estaba destinado a la música.

 

Con futuro

Para Rodríguez, quien es violinista en la Sinfónica Nacional y tiene tres décadas de ser profesor en el Instituto Nacional de Música (que antes se llamaba Sinfónica Juvenil), Mario Gesù tiene mucho futuro en esta profesión y lo demostró ahora ganando el concurso Vivaldi.

El mismo Rodríguez, quien estudió 9 años en Rusia, fue el fundador de este concurso a su regreso al país, hace 26 años.

Actualmente ese concurso es el más importante en categoría juvenil de nuestro país y para Rodríguez, “el que Mario haya quedado este año de número uno significa que ya está en el “top five” de violinistas de su generación en Costa Rica”.

Este concurso se realiza a lo interno del Instituto, y se pretende escoger al mejor alumno de todo el departamento de cuerdas.

Uno de los aspectos más importantes que depara el ganar un concurso es que puede ser un factor determinante para obtener una beca en el extranjero.

“Otro aspecto importante es que estos chicos se convierten en un ejemplo para su generación, por el tiempo que tienen que dedicarle a la música, lo cual requiere disciplina, mucho trabajo, trabajar en forma eficiente y con niveles de exigencia altísimos, tanto en forma individual como en grupos. Las destrezas cerebrales y físicas que ellos adquieren son bárbaras”, aseguró Rodríguez.

Así las cosas, Mario Gesù se proyecta para obtener una beca en el exterior, ojalá en Rusia, donde se encuentran los mejores conservatorios del mundo, y a donde Rodríguez ya ha logrado enviar algunos de sus alumnos; de hecho actualmente uno de ellos se encuentra allá participando en un concurso a nivel mundial.

 

Mario

Si bien Mario Gesù empezó estudiando en el colegio María Inmaculada, luego tuvo que pasarse al Saint Thomas, con el fin de aprovechar más el tiempo, ya que según su profesor un colegio regular implica un gasto enorme en materias innecesarias para un joven que ya determinó y tiene claro su camino.

“Esto de la música siempre me gustó y conforme me fui metiendo y madurando, me gustó aun más”, nos dijo Mario Gesù, quien afirma que en algún momento, debido a que los horarios chocaban, tuvo que decidir entre el fútbol y violín y no dudó elegir este último. Igual, muchos amigos se quedaron de camino, puesto que no goza de mucho tiempo, pese a estar en una edad en la que a la adolescencia invita a los jóvenes a ser inquietos.

“Tengo que administrar muy bien el tiempo, pero cuando uno hace lo que le gusta, eso no cuesta”.

 

Talento

Para Rodríguez, el músico nace con ese don, pero debe desarrollarlo, tanto en el trabajo físico, destrezas motoras, el oído, las capacidades mentales y hasta espirituales. Dice que algunos chicos entran a estudiar música porque los padres los llevaron, a otros les gusta, pero al final de cuentas no todos sobreviven al entrenamiento, pero los que lo hacen, es porque tienen futuro en la música.

“De mi generación éramos como 300 y al final solo llegamos cinco”, recuerda Rodríguez, quien asegura que un impedimento está en la cuestión física, porque se ocupa un cuerpo muy flexible, muy resistente, muy rápido y ahí es donde algunos se quedan.

Rodríguez les dice a los padres en general que les gustaría ver a sus hijos en el mundo de la música que primero deben recordar que es una profesión como las otras, en la que sus hijos se titulan igual que cualquiera otra y que se puede vivir de eso, si la persona tiene un nivel bueno. Segundo, que ellos van a adquirir conocimiento, educación, autocontrol, disciplina y una serie de características que a cualquier padre le conviene para sus hijos. 

 

El dato

El concurso Vivaldi (Antonio Vivaldi, compositor italiano, quien fue uno de los primeros grandes violinistas de la historia y fundó el primer conservatorio) se realiza en el Instituto Nacional de la Música, desde 1994, todos los años en el mes de setiembre, y es solo para los alumnos de cuerdas de esta institución. Se hace en dos rondas: primero con un jurado interno, pero cuyos miembros no pueden tener alumnos participando. En la segunda ronda participa un jurado nacional pero de otras instituciones.

 

 VIOLINISTA 1

Mario Gesù, con tan solo 14 años de edad, ya empieza a recoger el fruto de una década dedicada a la música, en compañía de su profesor Mario Rodríguez.

 

VIOLINISTA 3

El triunfo lo celebraron Mario Rojas padre, su hijo Mario Gesù, el profesor Mario Rodríguez, su madre Marjorie Segura, y Mey Ling Rojas, quien también sigue los pasos de su hermano.

 

PORTADA VIOLINISTA

Mario Gesù disfruta lo que hace y actualmente es uno de los mejores violinistas de su generación.

Read 22 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« December 2017 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31