Adiós 2017 Featured

Written by 
Published in Opinion del director

Termina un año duro para muchos en el que pese a una economía ya de por sí difícil, se le sumaron los trabajos del alcantarillado, una obra que tiene un gran fin, pero que arrastra una tremenda problemática consigo para los comerciantes y los habitantes.

El año se nos fue volando en medio de una acelerada transformación de la sociedad, debido a una tecnología que todos los días nos sorprende y nos hipnotiza, literalmente, y que ha creado una legión de cabezas gachas que deambulan por nuestras calles, más interesadas en el WhatsApp o en el Facebook que en el bus o el carro que se les viene encima.

Sumado a eso, la globalización y el poder del más fuerte en un mercado en el que no hay campo pa´ tanta gente, se convierte en la peor amenaza para muchos empresarios pequeños, que ven pasos de animal grande acercándose al cantón. Desgraciadamente, es parte de una realidad porque está claro que el empresario chico no vive, sino que sobrevive, no existe sino que subsiste y cuando los gigantes llegan abriéndose paso, muchas veces no le queda más remedio que dar un paso al lado.

Atrás quedaron los tiempos tranquilos, aquellos en que muchos comerciantes (algunos todavía lo hacen) cerraban al mediodía, iban, almorzaban, se echaban su siestecita y abrían a las 2 p.m. Las necesidades son muchas y las oportunidades son pocas, por lo cual no se pueden desaprovechar.

Este 2017 ha sido un año en el que como que uno nunca terminó de acomodarse y ya estamos a las puertas del 2018.

¿Qué nos espera para el nuevo año? Para los comerciantes locales se viene un reto de competencia, con la llegada al cantón de reconocidas firmas otras no tanto, pero que vienen por su porción de mercado, lo que obliga al comercio local y tradicional a reinventarse para sobrevivir. Al final de cuentas, es la gente la que escoge de acuerdo con muchos factores, pero lo que no podemos perder de vista es que Coronado ya ronda los 70 mil habitantes, un gran público para repartir; pero serán las condiciones, las innovaciones, la creatividad comercial y muchas veces la originalidad y la forma de mostrarse y vender lo que se ofrece, lo que marcará el futuro de los empresarios coronadeños.

¡Qué es difícil! Ni lo duden: alquileres altos, cargas sociales, pago de servicios, problemas de parqueo, etc., etc., etc. ... Este año hemos visto desaparecer negocios que fueron referentes en su línea en el pasado, pero así están las cosas, simplemente se fueron, hola y adiós, y la vida sigue al igual que en todo. Suena macabro, pero es real.

¿Qué podemos esperar para el 2018? No mucho, les cuento. Si los entendidos aciertan y hay segundas elecciones, se nos va a ir medio año escogiendo a un presidente de un país con una democracia enferma, donde la gente sigue sin entender que no se trata de ir a votar simplemente, sino de involucrarse mucho antes de las elecciones, en la escogencia de los candidatos. Pero no, a nadie le preocupan las distritales, involucrarse, alzar la voz y al final una elección se convierte en un tratar de acertar en el menos malo, menos mentiroso y menos incapaz.

La otra parte será el Mundial, billones de billones de palabras, pronósticos, cien mil veces las mismas preguntas, cien mil veces las mismas respuestas y así llegaremos a agosto cuando alguien dirá, “juepucha” ya casi se nos fue el año.

En fin, no me hagan mucho caso, mejor prepárense para comerse el tamalito en paz, en familia, en armonía, en solidaridad con los que menos tienen, y que pasen una muy Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo.

Read 101 times
Rate this item
(0 votes)
More in this category: « Indigencia A ponerle »

Categorias

Calendario

« July 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31