24
Noviembre

El hecho de ver cada día más y más personas deambulando por Coronado, sin techo, sin comida, sin vida, resulta más que preocupante, doloroso.

01
Octubre

Si en algo coinciden dos informaciones que llevamos en este número, la del Centro Agrícola Cantonal de Coronado (CACC) y la de la Cámara de Comercio, es en el desinterés que muestran los socios por estas organizaciones.

30
Agosto

Una de las principales acciones de la nueva administración municipal, que entró en labores hace poco más de un año, llámese alcalde y concejo municipal, es ordenar el Departamento Legal de la Municipalidad de Coronado.

25
Junio

Uno de los principales defectos que tiene nuestro país es que acá en vez de soluciones se buscan remedios y eso provoca que los problemas no solo permanezcan, sino que cada vez sean mayores.

El problema de los precarios en Coronado es un asunto de décadas, pero lo más lamentable es que la esperanza de solución no se ve cercana, por falta de voluntad política y humana que le ponga fin a la pesadilla de vivir “en el aire”, entre un puño de latas con troncos que son fácil presa del invierno; con la incertidumbre de que lo que pasará mañana depende de que no llueva fuerte, o que el viento se lleve el rancho, o que la tierra afloje y sepulte.

Ese es el drama que viven los cientos de familias de Coronado, que residen en precarios, sitios que en vez de ir desapareciendo, cada vez crecen más porque nuestros gobiernos tienen cerca de 20 años de no implementar un proyecto de interés social en nuestro cantón.

El tema del Plan Regulador, la protección del ambiente, lo caro de los terrenos posibles, etc. son temas que pesan sobre las posibles soluciones y hacen más complicado encontrar una luz que alumbre la salida a este laberinto. Aparte de eso, seamos realistas, vivimos en una sociedad en la que lo aceptemos o no, las diferencias sociales nos apartan, nos dividen, nos alejan y eso resulta en que a muchos les resulta incómodo, incomodísimo, que la gente de un precario o de un ex precario viva cerca de sus santuarios. En parte, eso se da por la creencia de que en estos lugares vive gente mala, pero eso no es cierto, al menos como una verdad absoluta, ahí vive de todo: gente buena, regular, mala, trabajadores, mujeres abnegadas, vagos, maleantes, agresores, cristianos, ateos, niños, adultos mayores, de todo, pero: ¿Acaso en el resto de nuestra sociedad no es lo mismo? ¿Acaso, como lo hemos visto en periódicos, noticieros, redes sociales, no estamos llenos de asesinos, ladrones, estafadores por todas partes? Nuestros gobiernos suman en sus filas a muchas personas que se han llenado los bolsillos con el dinero del pueblo. ¿Y qué los hace diferentes de aquellos? Vivimos en una sociedad tan podrida que hoy en día no se sabe a ciencia cierta quién es rico y quién es narco. ¿Con el dinero que se gana un gatillero ustedes creen que vive en un precario?

Este problema de los precarios es grave y todavía lo es más si pensamos en la gente sin vivienda, pero que no es de precarios, aunque igual necesitan un techo propio y no hay proyectos de vivienda ni para uno ni para otro, porque solo se han permitido proyectos para gente de clase media alta, altísima y ricos, pues donde hay plata, no hay problema.

Tenemos que aterrizar con esta problemática, repito, obviarla no la desaparece. Una sociedad que ignora sus principales problemáticas va camino al suicidio, porque deja al azahar el momento y forma en que esta presión y tensión social vaya a explotar.

Todos queremos proteger el ambiente, pero comparto las palabras del alcalde Rolando Méndez, de que no podemos tener bosques con árboles de pie y familias cayendo a los barrancos y ríos por falta de vivienda digna.

Coronado debe despertar a esta realidad y a través de sus instituciones, agrupaciones, ciudadanos buscar soluciones, sean cuales sean, porque de nada valen toneladas de argumentos, si no se aporta al menos una solución viable a un problema.

Todos debemos involucrarnos. ¿O en qué clase de Dios creemos, los que nos llamamos creyentes? ¿En uno que deja todas estas situaciones solo en manos de los gobiernos? ¿O en uno que preferiría que sus seguidores demostraran solidaridad y misericordia, ante la pobreza extrema de muchas familias que han sido olvidadas por la sociedad?

Por otra parte, yo sé lo que usted está pensando, querido lector, por eso le digo que esto tiene que hacerse con orden y justicia. Es cierto, muchas personas lucran con los ranchos o tienen un estatus de mantenidos y procuran soluciones fáciles mientras ven la tele, o han tomado el camino de la delincuencia, la drogadicción y el alcohol, etc., etc., etc. Por eso el asunto no es darle a la piñata y repartir los confites.

Existe un estudio de cada familia que si es necesario se debe volver a revisar, para garantizar que los sintecho que van a recibir una vivienda, son los que realmente la necesitan y la merecen. Luego, lo segundo pero no menos importante, garantizar que una vez que esta gente salga de los precarios meterán tractor para evitar que esta historia se recicle, pero por favor, solucionemos problemas, no les pongamos problemas a las soluciones.

24
Marzo

Sin lugar a duda, estos son tiempos difíciles, y se vienen peores.

En el aspecto económico, ni hablar, todos estamos enfrentando el costo de esas crisis que cuando se anuncian en los medios, nadie las ve y las siente, pero que con los meses empiezan a ser una fuerte carga en los balances, en los presupuestos, en el sobrevivir diario del comercio, y es cuando se empieza a ver desaparecer negocios, que uno imaginó eran para siempre. 

15
Febrero

Las peligrosas redes sociales

 

Lo sucedido en redes sociales a doña Xinia Zúñiga, vecina de nuestro cantón, y cuya historia publicamos en la página 5 de esta edición, debe servir como una llamada de atención para todos aquellos que, de una u otra forma, estamos inmiscuidos en esta corriente de informaciones que transcurren por nuestros celulares y computadoras en cantidades incalculables y 24/7.

El problema radica en que tras postear una información en redes se puede determinar dónde inició pero no hasta dónde llegará, porque ni su creador, una vez que esta sea compartida, puede controlar el rumbo que tome dicha información.

Lo anterior nos da a entender la prudencia con la que hay que manejar en las redes temas delicados, sobre todo aquellos en los que está en juego la honorabilidad, honradez, credibilidad, etc. de una persona; porque si bien por este medio se pueden decir muchas verdades y hacerlas del conocimiento de una gran cantidad de personas, también se pueden difundir muchas mentiras que igualmente van a confundir a todos aquellos que lo accedan.

Cuando se genera una información sobre hechos serios y graves como robos, asesinatos, asaltos, pleitos, etc., lo primero es determinar la fuente de la información, eso es fundamental para creer o no en lo que se nos está diciendo. No obstante, incluso hay ocasiones en que por errores en las propias fuentes de información y presunciones sin sustento legal y probatorio, se generan confusiones, como fue el caso de doña Xinia, lo cual es muy delicado y no se solucionan con un simple “a veces sucede”.

Digo y repito lo que siempre he creído, la tecnología no es mala, lo malo puede ser el uso que le demos nosotros; las redes sociales han cambiado radicalmente el trasiego de la información, pero eso no significa que es una plataforma desde la cual se puede decir lo que nos dé la gana, sin ningún fundamento.

No sé que nos deparará el futuro con respecto a este tema, pero mientras sería bueno que asumamos la responsabilidad no solo sobre lo que escribimos, sino también a quienes aceptamos como amigos o en los grupos que administramos. Que las redes sigan siendo, entre otras cosas, una fuente de denuncia responsable sobre muchas situaciones que merecen ser conocidas y discutidas por la población, pero siempre en un marco de veracidad y respeto.

14
Enero

Opinión del Director

 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Finaliza un nuevo año, con un diciembre que tiene un gran significado para mí, porque fue en un diciembre como este, hace 20 años, que repartimos por primera vez El Coronadeño, en esta comunidad, en ese entonces con unos socios.

Después de 17 ediciones nos separamos y yo seguí solo con el proyecto, empezando nuevamente de la edición 1, así que este periódico tiene dos aniversarios.

20
Septiembre

El llamado año de la Misericordia de la Iglesia Católica y la reciente canonización de la ahora Santa Teresa de Calcuta, nos sirven para recordar un hecho que se dio en Coronado, allá por los años 80, cuando un sacerdote invadió una propiedad de la Junta de Protección Social para meter ahí a un grupo de indigentes de la tercera edad, quienes deambulaban por las calles coronadeñas, sin otro fin que esperar la muerte.

Categorias

Calendario

« December 2017 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31