Colaborador

Colaborador

14
Enero

Artículo de Paola Serrano

Comunicación/CCSS

 

El propósito del Eisam es ayudar a los sobrevivientes o víctimas de violencia intrafamiliar, sexual y trastornos mentales y la prevención de adicciones.
Unas 163 personas de los cantones de Coronado, Moravia, Montes de Oca y Goicoechea han sido abordados por el Equipo Interdisciplinario de Salud Mental (Eisam) del Área de Salud de Coronado, que es una nueva respuesta de la Caja Costarricense de Seguro Social a la necesidad de reforzar la atención de pacientes con trastornos mentales, del comportamiento y las adicciones,  en las  zonas consideradas vulnerables del país.

Conformado por profesionales de medicina, psicología, trabajo social, una enfermera de salud mental y un funcionario de registros médicos, el propósito del equipo de salud mental es brindar una atención oportuna y eficiente con el menor riesgo para el paciente.

El abordaje inicia con una clasificación de riesgo en la atención que signifique una detección de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, incluidas algunas adicciones.

Una vez detectado el caso se integra al paciente a un programa de 6 a 8 meses de duración, se realiza una valoración y posteriormente se brinda el seguimiento que signifique un cambio en el paciente.

Para la doctora Yamileth Trejos, enfermera en salud mental y coordinadora gestora de enlace de los casos, a mayor tiempo de consulta, se obtiene más información del paciente, para ayudarle más.

Gracias a la labor intensa en la detección de casos, el Eisam de la Clínica de Coronado ha atendido hasta estos primeros días del noviembre, a 163 pacientes.

Yahaira Mora, médica de medicina general del equipo, indica que la riqueza de la labor del Eisam es poder tratar al paciente de forma oportuna y rápida desde el punto de vista de las disciplinas involucradas, con la colaboración de Psiquiatría para regular la medicación o el apoyo de  otras unidades de la CCSS en el caso de considerarse necesario.

Dentro de las acciones se brinda apoyo a las familias, se garantiza la prestación de servicios en la atención integral en salud, se proporciona un abordaje terapéutico, psicoeducativo, técnicas alternativas e intervenciones en otras áreas que permitan el mejoramiento de la calidad de vida de las personas.

 El Eisam de Coronado cuenta con un espacio físico en el centro médico de tres consultorios, para brindar el servicio a la población de los cantones de Moravia, Montes de Oca, Guadalupe y Coronado.

El equipo de salud mental de la Clínica de Coronado es uno de los 10 constituidos en Costa Rica. Para enero del 2018 la Caja Costarricense de Seguro Social conformaría 10 más.

Según estadísticas de la  Organización Mundial de la Salud (OMS), cuatro de cada cinco personas necesitan atención por trastornos mentales de comportamiento y adicciones, lo que exige la incorporación de acciones permita un mayor abordaje de los problemas de salud mental.

Trabajo extramuros

Sin que significaran una barrera las paredes de la Clínica de Coronado para brindar una atención con calidad y calidez, el pasado sábado 11 de noviembre parte del personal del Equipo Interdisciplinario en Salud Mental de la Clínica de Coronado (Eisam) trasladó desde muy temprano, su lugar de trabajo al parque del cantón.

Aprovechando la actividad “Chepe se baña”, las trabajadoras sociales licenciadas Helena Murillo Calvo y Merlyn Rojas Ramírez iniciaron su labor de detección de casos, con la lista de los habitantes de la calle que se presentaban para recibir un baño, cambio de ropa y corte de cabello.

Una vez que les tomaban los datos, el siguiente paso en su labor era persuadir a cada uno de los asistentes para que, posterior al desayuno, se trasladaran al centro de salud para el primer paso que implica el abordaje individual y grupal, con el que inicia el trabajo del equipo de salud mental.

Ya en la Clínica de Coronado la doctora Yamileth Trejos, enfermera en salud mental, y la doctora Yahaira Mora López, médica general, complementaban la atención médica y odontológica, la aplicación de vacunas y la toma de análisis de sangre del laboratorio clínico, con la valoración del Eisam.

De las 39 personas que se beneficiaron con la colaboración de la Fundación Pro-Mundo en “Chepe se baña” en el cantón de Coronado, 22 personas en estado de indigencia fueron atendidos en el centro de salud y gracias a la intervención del Eisam, una semana después, 10 de esas personas iniciaron con el programa de detección de trastornos mentales y adicciones.

Estas acciones permitirán dar un seguimiento a los habitantes de la calle de la zona que poco a poco les permitan una mejora en su condición de vida.

Según la doctora Yamileth Trejos, “gracias a las personas atendidas en la Clínica de Coronado en apoyo a la actividad “Chepe se baña”, con el primer abordaje del Eisam, dos manifestaron su deseo de internarse en centros de rehabilitación, lo que significa una batalla ganada en la lucha por mejorar la salud mental de la población; además, entre ellos han ido comentando y nuevos casos se han presentado en estos días para iniciar el programa”.

 

 

salud1

14
Enero

Biomekas en la tierra

 

biomekas

 

Día 2

Primera parte

 

Harold Vindas

Para El Coronadeño

 

Los Biomekas se levantaron temprano y después de una abundante ingesta de chocolate y de tomar un poco de energía solar se dispusieron a explorar el mundo.

Esta vez fueron en una expedición los seis juntos. Pocas eran las estructuras que seguían aún en pie.

–¿Ven lo que yo veo?– preguntó Warrior.

–¿Te refieres al montón de cuerpos sepultados bajo los escombros?– respondió Explorer y continuó –Al parecer ocurrió un movimiento sísmico que tiró todo abajo y nadie evacuó el lugar, seguramente los humanos no sabían predecir terremotos.

Warrior refunfuñó –Debieron pasar más tiempo conociendo su planeta, en lugar de estar lanzando basura al espacio.

Caminaban por una calle llena de autos abandonados, lo que llamó la atención de Explorer. –Miren eso, son vehículos terrestres de los humanos, los usaban en el mundo entero y funcionaban con petróleo, esto era dañino para ellos y aunque lo sabían, aun así los usaban.

–Imagínense– dijo Electron. –Y contaban con energía eléctrica, geotérmica, eólica, hidroeléctrica…

Y Lash interrumpió –y la popó, no olviden la popó.

–Sí, literalmente se mataban por el petróleo– agregó Explorer.

Llegaron a un viejo almacén abandonado rodeado por cadáveres de humanos a su alrededor.

–Aquí hubo una pelea– dijo Warrior.

Max observó minuciosamente en su entorno, dio un par de pasos y recogió del suelo una empolvada lata de atún. –Al parecer no solo se mataban por petróleo, al final se murieron peleando por comida.

Entonces Nurse, dio su teoría de lo ocurrido: –Al parecer con el terremoto perdieron sus hogares, el suministro de agua y electricidad se interrumpió, con las guerras no había quien los auxiliara, los cuerpos putrefactos trajeron consigo enfermedades, al final todo se redujo a saquear los almacenes por comida y se enfrentaron unos contra otros como animales salvajes.

–Es una pena– murmuró Max.

En ese momento Electron divisó un pequeño perrito que parecía ser la encarnación de la ternura. Se acercó a él, pero el perrito empezó a ladrar y de todas partes empezaron a salir perros furiosos de todas las razas y tamaños.

–¡Lobos!– gritó Electron.

Warrior transformó su brazo en un enorme cañón, pero Nurse lo hizo bajar el cañón con una mano y le dijo –¡No, eso no!– Y agregó –Cuando quieras DJ– y todos fueron teletransportados a salvo.

Así estuvieron por días, visitando ciudades bombardeadas y cargadas de radioactividad. Y la sonrisa del biomeka más entusiasta de todos, Explorer, se fue desvaneciendo al ir conociendo más de los humanos, estaba decepcionado.

Esto no pasó desapercibido para su amigo Maximun, así que pasó un comunicado para los biomekas con la excepción de Explorer. La consigna era alejarse de las ciudades devastadas y radioactivas y en su lugar buscar cosas positivas para alegrar a Explorer de nuevo. Esto no le hizo mucha gracia a Warrior, pero igual acató la orden.

         Explorer estaba sentado en un bosque majestuoso cuando Maximun fue teletransportado junto a él.

–Hola, Explorer.

–Hola, Max. Estoy completamente seguro que este lugar no había sido pisado por un humano jamás, es una selva virgen, o al menos hasta que yo llegara.

Maximun quería alentarlo –sí, es un hermoso lugar, debe haber muchos lugares buenos en la Tierra en los que podríamos habitar.

–No lo sé Max, tal vez hubo una época en la que todo el planeta era como este lugar y los humanos arrasaron con todo. Hoy estuve sumergido en las aguas de una ciudad cubierta por el mar, todo lo que construyeron los humanos se transformó en un arrecife de coral, era tan hermoso y perturbador a la vez.

Max decidió usar su arma secreta, dijo –Extiende tu mano.

–¿Mi mano? ¿Para qué?

–Solo extiéndela.

Explorer extendió su mano y Maximun dejó caer algo en ella.

Continuará…

11
Enero

Mildred Campos Sandoval

Para El Coronadeño Hoy

 

 

Desde el año 1992, cada 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. ¿Pero sabe usted qué es la discapacidad?

11
Enero

La generación 1977 del Liceo de Coronado, celebró cuatro décadas desde su graduación

 

Carlos Blanco

Para El Coronadeño Hoy

 

El pasado sábado 18 de noviembre, un grupo de 40 personas rememoramos la graduación que cuatro décadas atrás significó el adiós definitivo a nuestro querido Liceo de Coronado, allá por 1977, cuando con el certificado de bachillerato entre los brazos dejamos la época colegial para seguir con el resto de nuestras vidas.

Categorias

Calendario

« January 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31