Fernando Rojas Gómez

Fernando Rojas Gómez

04
Octubre

Renace opción de convertirla en un área para el deporte, la cultura y la recreación más un porcentaje de vivienda.


El pasado 22 de agosto, la diputada Nielsen Pérez presentó ante el Concejo Municipal de Coronado y una gran cantidad de coronadeños que asistieron esa noche a la sesión extraordinaria, lo que sería la ruta para seguir en “un proceso en construcción”, cuyo fin es tratar de que la Plaza Vargas, en su totalidad o en parte, pueda ser utilizada para concretar ahí un proyecto deportivo, cultural y recreativo, en beneficio de la comunidad de Coronado.

La buena noticia es que este tema volvió al tapete, luego de cuatro años en que funcionarios del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), presentaron ante el Concejo Municipal un proyecto para cientos de viviendas para clase media alta (¢40 millones para arriba en ese entonces), que pretendían construir en esa zona, ubicada al sur del templo católico de San Isidro: una parte frente al estadio El Labrador y la otra en el terreno que está frente al colegio y gimnasio de Coronado.

 

Antecedentes

De los intentos que ha hecho el INVU, para utilizar esa finca, rescatamos que, en octubre del 2012, dieron a conocer que empezarían a construir ahí en enero del 2013. Se trataba entonces de un proyecto de 1.000 casas en tres fincas propias en San José y una en Guanacaste, y ahí se mencionaba la Plaza Vargas, como una de las fincas por utilizar.

En aquel entonces se dijo que ese proyecto estaba dirigido para gente de clase media y media baja. En ese entonces, el director de Urbanismo del INVU, Leonel Rosales (recientemente fallecido), manifestó al periódico La Nación, que las características de los proyectos dependerían en parte de las limitaciones que establecen los planes reguladores que rigen en cada uno de los cantones.

“Por ejemplo, en el caso de la Finca Vargas, que son terrenos muy apropiados cerca del centro de Coronado, hay regulaciones de densidad, cobertura y altura y hay que respetar esas disposiciones”, dijo en ese entonces. No obstante, ese proyecto nunca se concretó.

También, entre los antecedentes más antiguos sobre ese terreno, tenemos que en La Gaceta 166 del jueves 17 de junio de 1977, mediante la Ley 7097, la Asamblea Legislativa decretó mediante el artículo 16, una autorización al Estado y sus instituciones y gobiernos locales, “para que traspasen, vendan o donen bienes muebles e inmuebles de su propiedad” y en el punto 5 destacaba lo siguiente: “Autorízase al Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo para que le traspase a la Municipalidad de Coronado, sin costo alguno, siete mil quinientos metros cuadrados de la Finca Vargas, ubicada en San Isidro. Este terreno se destinará para las siguientes organizaciones sociales: Movimiento Familiar Cristiano, Centro Diurno para Ancianos y Biblioteca Pública”. Lo que no se sabe es qué rumbo tomó entonces dicha donación, porque ninguna de las tres obras se construyó.

Por último, el 30 de abril del 2014, en el Palenque San Illán, al costado del templo católico de San Isidro, el INVU presentó ante el Concejo Municipal y la comunidad su Anteproyecto para la Finca Vargas.

En ese entonces, Álvaro González era el Presidente Ejecutivo de dicha institución, aunque estaba a punto de dejar su cargo, por el cambio de gobierno. En la reunión estuvo presente Rosales, en ese entonces director de Urbanismo y uno de los asesores de la institución, quien expresó que en Plaza Vargas pretendían construir condominios desde cuatro pisos, en la zona frente al estadio, y de seis y ocho pisos, frente al colegio; aunque reconoció en ese momento que aún quedaban muchos estudios y trámites que completar, para llevar a cabo ese plan.

La tesis de Rosales, en ese entonces, era la de realizar un proyecto que “integre no solo la necesidad de resolver vivienda, sino que también por medio del Plan Regulador se haga una ciudad más planificada, más integrada y que responda a las necesidades de la comunidad”.

En aquella noche, en la que solo pudieron hacer preguntas los entonces regidores y síndicos del Concejo Municipal, se les plantearon a los funcionarios del INVU, muchas de las dudas que había (y que aún persisten) sobre temas de cómo resolverían el tema del agua, el caos vial, el incremento de población en los centros educativos, las aguas negras, estudios ambientales y el hecho de que esas soluciones de vivienda, para clase media alta, no se iban a llenar solo con gente de Coronado, por lo que significaba la llegada de cientos de familias nuevas al cantón, con todo lo que eso implica.

También, esa noche, se le hizo ver al INVU, una posición que se ha venido manejando desde hace mucho tiempo, de hacer un proyecto mixto en el que INVU y comunidad resultaran favorecidas. Eso significaría que la institución podría construir sus viviendas en el lote que actualmente tienen frente al colegio y gimnasio, y dejar el que está frente al estadio, para el proyecto deportivo, cultural y recreativo que se pretende para esa zona.

Ese anteproyecto se quedó ahí, nunca se supo oficialmente más de este, y fue duramente criticado porque quedó claro que aparte del proyecto deportivo, cultural y recreativo, que pretendía la comunidad, en el porcentaje para vivienda no se iba a resolver los problemas que en ese campo tiene nuestro cantón, tanto en cuanto a eliminar los precarios, como para darles soluciones de vivienda a las personas de clase media y que no poseían salarios para obtener un crédito por ¢40 millones o más.

Por otra parte, Rosales dejó claro que aparte del proyecto la única opción era “la venta del lote a la Municipalidad o a un ente privado”, valorada en miles de millones de colones.

 

Ahora, el 2018

Lo que la diputada Pérez propuso el pasado 22 ante el Concejo, fue lo que llaman el compromiso cantón del partido gobernante, el cual dijo no lo quieren politizar, por lo cual han logrado el acompañamiento a la iniciativa que piensan plantear, de las diputadas Silvia Hernández (Liberación Nacional), Shirley Díaz (Unidad Social Cristiana) y de José María Villalta (Frente Amplio).

Pérez afirma que se ha reunido con el presidente ejecutivo del INVU, Tomás Martínez, y la ministra de Vivienda, Irene Campos, entre otros, que se comprometieron a colaborar en el proyecto que se proponga para la Finca Vargas. Agregó que el primer gran paso que se debe dar es consultar a la ciudadanía, sobre cuál es el concepto que quiere el cantón, para este espacio tan grande.

Nielsen habló de que se han identificado tres vías para desarrollar el proyecto Finca Vargas para Coronado: la primera es que el INVU venda en un precio simbólico el terreno, para lo cual dicha institución no está de acuerdo. Lo segundo es lograr una donación del terreno, para lo cual ya se han presentado en el pasado dos proyectos de ley, que fueron archivados, porque el INVU no estuvo de acuerdo. La tercera es la construcción de un proyecto integral que involucre recreación, deporte y cultura además de un componente de vivienda, el cual, aclaró Nielsen, tendría que ser de enfoque inclusivo porque “aquí no queremos vivienda solo para los pobres, clase media o los ricos, es un enfoque inclusivo en vivienda con énfasis en las necesidades que hay en el cantón”.

Pérez dijo que está consciente de que en un proyecto como tal, deben converger muchísimas voluntades y que ya se están dando los primeros pasos para la conformación de una comisión interinstitucional, además de las articulaciones de diferentes órganos e instituciones, que es un tema complejo.

Durante la sesión algunos de los presentes tuvieron la oportunidad de expresar sus inquietudes e ideas sobre lo que quieren para Finca Vargas. Pérez en su respuesta dijo tener claro que el porcentaje para vivienda sea el menor y que el del proyecto cultural, deportivo y recreativo, el de mayor parte.

Sobre el plazo para tener el proyecto, la diputada afirmó desconocerlo, pero agregó que “yo quisiera que en un año tengamos clarísima toda la visualización del proyecto, el proyecto en blanco y negro y sus etapas, y que al terminar los cuatro años por lo menos tener desarrollada la primera etapa, sin saber cuántas va a tener este proceso. Lo que deseo es garantizar que indistintamente quién va a llegar después al gobierno local y luego al nacional, este es un compromiso por Coronado”.

Uno de los aspectos que se tocó durante la reunión y ante el panorama de que cualquier cosa que se decida requerirá tiempo, fue el término del “mientras tanto”, como opciones que se podrían ir ejecutando para ir aprovechando esos terrenos y que no queden inertes como lo han estado durante los últimos 50 años, desde que los adquirió el INVU.

Pérez aseguró que Tomás Martínez afirmó que está en la mayor disposición de presentarse ante el Concejo Municipal para dar a conocer su posición y poder atender los aspectos del abandono en que tiene el INVU esa finca, sobre todo en la parte frente al colegio, donde el zacate está muy alto y se ha convertido en refugio de consumidores de droga y de asaltantes.

 

El Concejo

Los miembros del actual Concejo Municipal también expresaron su opinión con respecto al proyecto que se viene para la Plaza Vargas.

Entre quienes opinaron, Rodolfo Díaz afirmó que es un sentir popular que Coronado lo que desea es tener la Plaza Vargas completa. Llamó a negociar las posiciones políticas y criticó el hecho que Tomás dice estar con Coronado, pero la primera decisión que tomó cuando asumió el INVU, fue echar atrás un convenio que ya iba adelantado entre la pasada administración de esa institución y la Municipalidad de Coronado, para que esta última administrara por dos años dicho inmueble.

Por su parte Nadia Rodríguez, instó al Concejo, a la administración municipal y a los ciudadanos a ser parte del proyecto, dejando de lado los partidos y las campañas políticas, tanto nacionales como locales.

Pérez expresó que ve el proyecto como una idea de la gente del cantón de Coronado. Destacó que las situaciones con el INVU deben preguntársele directamente al presidente ejecutivo, cuando se presente ante el Concejo.

La regidora del PAC, Elena Saborío, afirmó que “el INVU ha sido mezquino con Coronado, porque tiene esos terrenos hace 50 años, y nunca ha hecho absolutamente nada, lo tiene como un pastel muy rico que no se parte, ni se reparte”. Para ella la oferta que presentó Nielsen no es la mejor oferta, porque considera que la venta simbólica o la donación eran las mejores, pero dijo que al final de cuentas lo que se está haciendo representa una base más fuerte, que junto con la comunidad organizada puede lograr muchas cosas. “Pido a las fuerzas vivas de este cantón que nos unamos porque las alianzas siempre traen los mejores resultados, pero si nos dividimos no vamos a lograr las cosas importantes que queremos”.

Por último, el alcalde, Rolando Méndez, destacó la importancia de realizar un proyecto de esta envergadura. No obstante, consideró el proyecto como demasiado ambicioso y llamó a poner los pies en la tierra, porque se quiere mucho para esos terrenos pero dijo que hay que aterrizarlo a lo que realmente se puede hacer.

Dijo también que le parece extraño que para algunas cosas hay voluntad política pero para otras no, como que Coronado pueda hacer algo en esos terrenos, en el plazo inmediato. Destacó que no existió voluntad del gobierno pasado, para traer a Coronado unos Juegos Deportivos Nacionales, que hubiesen generado infraestructura para nuestro cantón.

Recalcó que con el convenio que iban a firmar al cierre de la administración pasada, iban a darle mantenimiento, cuido, limpieza, seguridad a esos terrenos y disponerlos en algo productivo como era trasladar la feria del agricultor, pero se negó bajo el concepto de que ahí solo se permite vivienda.

“Yo apoyo el proyecto pero es tanto lo que la gente quiere para la Finca Vargas que no veo donde va a entrar tanta cosa y menos sin capacidad económica”. Agregó también que el Plan Regulador del cantón no permite un uso intenso para vivienda en ese sector y que eso no se lo puede brincar el INVU, si pretende llevar a cabo un proyecto de vivienda ahí.

Méndez destacó que hay familias coronadeñas que tienen décadas de esperar una solución de vivienda y que no sería justo que si se hace un proyecto, se traiga gente de afuera y ellos quedaran excluidos. Propuso que de momento lo que se podría hacer con la ayuda de Pérez, que es muy cercana al presidente de la República, es lograr que se permita trasladar la feria del agricultor a Finca Vargas. “No nos vamos a dejar la tierra, les vamos a hacer lo que no han hecho en 50 años, las aceras, la seguridad, el mantenimiento, etc., porque nos han privado en estos 50 años de hacer algo productivo para la comunidad”.

Al final, Pérez cerró expresando que se requiere un gran esfuerzo para lograr algo concreto. Coincidió con Saborío en que el INVU le debe a Coronado, pero afirmó que la diferencia ahora es que se están sumando personas, instituciones y voluntades a esta iniciativa.

“El reto es construir, construir por Coronado y por eso debemos seguir hacia delante”, concluyó.

 

Plaza vargas1

Iniciar la ruta hacia la realización de un proyecto integral en Plaza Vargas, fue lo que propuso la diputada Nielsen Pérez (de rojo).

 

Plaza vargas2

De parte de la comunidad quedó claro el deseo de utilizar la Plaza Vargas para un proyecto deportivo, cultural y recreativo.

 

Plaza vargas3

El alcalde, Rolando Méndez, pidió que el INVU, como muestra de buena voluntad, permita el traslado de la feria del agricultor a la Plaza Vargas.

04
Octubre

Tras lo presentado ante el Concejo Municipal y la comunidad, con respecto a la Plaza Vargas (ver nota aparte), por la diputada PAC, Nielsen Pérez, ahora lo que resta es una rápida respuesta de este Concejo, en el sentido de no dejar que el asunto se enfríe.

Categorias

Calendario

« October 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31