El ICE sigue teniendo algo que no funciona bien Featured

Written by 
Published in Ambiente

El tico siempre ha tenido metido en la cabeza ese “por si acaso”. Y en mi opinión, el ICE está cometiendo el error equivalente al de una familia que pide un préstamo para construir su casa y lo primero que hace es una tapia perimetral, en bloque, de 6 metros de altura, con alambre navaja electrificado, cámaras de seguridad, perros guardianes, monitoreo por seguridad privada y un pozo perimetral con cocodrilos, por si un ladrón intenta meterse. ¿Cuánto del dinero del préstamo deja de invertirse en la construcción de la casa por una tapia como esta? Eso sí, muy probablemente si la tapia se construyera con recursos propios, y por ende limitados, esa tapia sería ser un poco más modesta.


El ejemplo anterior es únicamente para ilustrar lo que significa desperdicio, porque el ICE pretende construir El Diquís, una megaplanta hidroeléctrica con capacidad de 650 Megavatios (MW) en Buenos Aires de Puntarenas, con un costo estimado en 2015 de $3.694 millones, cuya factura va a ser cargada directamente al bolsillo de los costarricenses, y ¿con cuál justificante? Ninguna, porque no se necesita.

¿Quién dice que no se necesita? Entre muchos, nada menos que el actual Ministro de Ambiente y Energía, Carlos Manuel Rodríguez, quien muy sabiamente afirma “...Que un proyecto lo impulse una entidad del Estado, no lo hace de interés público automáticamente". ¿Cómo sabe que no se necesita? En primer lugar, la planta Reventazón, en Siquirres, que siendo la más grande del país con una capacidad instalada de 305 MW, se encuentra actualmente fuera de operación por reparaciones en una grieta, y nadie está sufriendo racionamento eléctrico. En segundo lugar, según datos del Centro Nacional de Control de Energía (Cence), el consumo interno de electricidad creció en 2017 apenas un 0,89%, es decir, está casi estancado.

¿Qué hay de malo con el ICE, entonces? Lo primero, se quiere construir una megaobra que el país no ocupa, únicamente porque quienes vamos a financiarla somos usted y yo. El nuevo objetivo de la obra, recién planteado, justifica que en un futuro esta hidroeléctrica va a ser de gran potencial para suplir de energía al mercado centroamericano. Esto, aunque fuera cierto, cuenta con una terrible agravante: Irene Cañas, Presidenta Ejecutiva del ICE, es consciente de lo difícil de exportar electricidad a la fecha por el cuello de botella en la línea de transmisión regional a la altura de Nicaragua, lo cual es un factor externo al ICE, y por ello de difícil solución. Además, para construir el gigantesco embalse, el ICE debe expropiar territorios indígenas: 104 hectáreas de tierras China Kichá y 726 de tierras térrabas. Gracias infinitas al cielo que debido a esto, el proyecto (cuya concepción ocurrió hace 20 años), ha estado detenido durante los últimos siete, y casi a punto de ser descartado porque, efectivamente, este proyecto implica enorme daño ambiental y patrimonial: ambiental por la tala e inundación de las tierras del embalse, y patrimonial por la expropiación de 830 hectáreas (el área equivalente a todo Mata de Plátano) de terrenos indígenas.

Resumiendo, una vez más el ICE insiste en justificar lo injustificable. En vez de gastar millones de dólares en otro proyecto innecesario, ¿por qué mejor no invertir en infraestructura para que usted o yo, si queremos colocar un panel solar en la casa, podamos reducir nuestra factura mensual y a la vez vender la energía que nos sobre? En California este sistema funciona con excelentes resultados. Además, el ICE genera 69% de energía hidroeléctrica, el 16% eólica, el 15% geotérmica y solo el 0,02% solar. ¿Por qué no diversificar el sistema de generación, como sugirió en 2017 el Banco Interamericano de Desarrollo, para “no colocar todos los huevos en la misma canasta”? ¿Por qué le cuesta tanto al ICE innovar? ¿Generación solar doméstica, o por oleaje, o por quema de basura (para matar dos pájaros de una pedrada)? Estas ideas no nos saldrían tan caras a la larga, y no generarían impacto tan negativo como el que plantea El Diquís. Si el ICE es la empresa de todos los costarricenses, entonces que nos lo demuestre, porque no tenemos que pagar caprichos.

 

 

 fggggggggggggggh

 

* Fundación Rocaverde para la Investigación Ambiental. Para comentarios o preguntas por favor llamar al 2292-6685 o escribir a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Read 149 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« August 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31