Basura electrónica: el más vergonzoso logro de la humanidad Featured

Written by 
Published in Ambiente

La historia de todos los días: un electrodoméstico o aparato electrónico, después de muchos años de servir en el hogar se daña irremediablemente, y con ello cumple su ciclo de vida. Lo más común es botarlo con el resto de la basura de la casa o donarlo a una empresa recicladora si esta lo recibe. ¿Pero qué sucede con toda la cantidad de desechos electrónicos que se generan en el mundo?

A nivel internacional, la Convención de Basilea restringe los movimientos de desechos entre países. La basura no puede ser movilizada si no se trata adecuadamente. No obstante, los países industrializados regalan su basura porque esto les sale mucho más barato que seguir las estrictas normas de reciclaje que ellos mismos se han impuesto. Para los “países basurero”, este flujo es una fuente ingresos para sus ciudadanos, a pesar de los riesgos para la salud que estos generan.

El más claro ejemplo de esta vergonzosa realidad es el basurero tecnológico de Agbogbloshie en Ghana, África, que comparte el triste honor de ser un lugar tan contaminado como Chernobyl, Rusia (el cual se encuentra de por sí obligatoriamente despoblado). En este basurero se observan niveles de plomo, cadmio y otros contaminantes 50 veces superiores a los niveles seguros para la salud; se estima que en este lugar se acumula el 10% de todos los desechos electrónicos del mundo. Aquí, la basura electrónica llega como ayuda humanitaria y regalos para las escuelas locales, porque muchos residentes solo pueden sobrevivir gracias a este tipo de donaciones del extranjero, ya que no tienen otros ingresos (una realidad tan macabra como los 2 mil millones de toneladas de alimentos que se estima son tirados a la basura, los 500 mil millones de toneladas de agua que se desperdician en el mundo debido a su mal manejo, los 2 millones de toneladas de basura espacial o los 10 millones de toneladas de plástico en los mares).

La práctica más común en este basurero es quemar cables para reciclar el cobre. Este proceso libera químicos que dañan el medio ambiente y la salud (algunos afectan la reproducción, otros pueden causar cáncer, trastornos cerebrales y del sistema nervioso). La problemática de la basura electrónica es enorme, ya que resulta más barato tirar los desechos en algún sitio que procesarlos adecuadamente, y como en todo hay responsables, cómplices, víctimas, ganadores y perdedores. Los productores rehúsan asumir su responsabilidad y la trasladan a los individuos: una vez que el electrodoméstico se vende, el usuario asume la responsabilidad de desecharlo cuando ya no sirve. No obstante, un muy buen ejemplo para seguir se da en lugares como California, donde se aplica un impuesto obligatorio a la venta de electrónicos y electrodomésticos para procesar los desechos que se generen en un futuro, lo cual reduce considerablemente los botaderos clandestinos y las exportaciones de basura a países pobres.

 

Costa Rica

¿Estamos acaso a salvo de esta realidad en Costa Rica? Ciertamente nuestros hijos se van a ver perjudicados: se estima que la cantidad de basura electrónica en América Latina para el cierre del 2018 se estará incrementando entre un 5% y un 7% anual. Por otra parte, tenemos que ser realistas: por ejemplo, en Zimbabwe, país africano que no dispone de sistemas adecuados para eliminar o tratar residuos electrónicos (como muchos países de América), se prevé a mediano plazo una crisis medioambiental dado el incremento desmedido de basura de este tipo. En Costa Rica podríamos experimentar algo bastante similar si no empezamos a trabajar desde ya. Un ejemplo más sin ir muy largo: en Coronado, las calles rurales de Dulce Nombre y Patalillo se están convirtiendo en tiraderos clandestinos de desechos electrónicos. Por comodidad de quien contamina, negligencia de los recolectores e indiferencia de los coronadeños, cientos de televisores se están acumulando y van a terminar contaminando aguas superficiales y subterráneas, para desgracia de nosotros mismos. Coronado necesita más organización y acciones represivas contra los que contaminan, y ante todo necesitamos que nuestro ente municipal desarrolle liderazgo y se mueva más rápido que quien contamina, que despierte de su característico letargo y se convierta en una organización proactiva en materia ambiental, antes de que el problema se agrave y torne irreversible.

 

 

ambiente

 

* FUNDACIÓN ROCAVERDE PARA LA INVESTIGACIÓN AMBIENTAL. Para comentarios o preguntas por favor llamar al 2292-6685 o escribir a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Read 12 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« December 2017 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31